Bescansa, con su hijo en el hemiciclo. | EFE


Bescansa, con su hijo en el hemiciclo.