Soldados y patrullas policiales controlan las calles de Bruselas. | EFE


Soldados y patrullas policiales controlan las calles de Bruselas.