Esteban acaparó muchos de los gritos desde la grada. | PABLO SEGURA PUEYO


Esteban acaparó muchos de los gritos desde la grada.