El público de El Toralín se está acostumbrando a disfutar de la Segunda. | M.GARCÍA


El público de El Toralín se está acostumbrando a disfutar de la Segunda.