Pensionistas haciendo cola en una sucursal del Banco Nacional de Grecia en Atenas. | EFE


Pensionistas haciendo cola en una sucursal del Banco Nacional de Grecia en Atenas.