El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, y Mariano Rajoy. | EFE


El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, y Mariano Rajoy.