Kamperidis entrega una de las camisetas. | PABLO SEGURA


Kamperidis entrega una de las camisetas.