María Val y su hija, ayer en la residencia Monegros de Grañén. | S.E.


María Val y su hija, ayer en la residencia Monegros de Grañén.