Los jugadores eslovacos celebran el segundo gol. | EFE


Los jugadores eslovacos celebran el segundo gol.