María Romero, Magda Guerra y Myriam Grande, ayer en el salón de actos de Caja Inmaculada. | MIGUEL GARCÍA


María Romero, Magda Guerra y Myriam Grande, ayer en el salón de actos de Caja Inmaculada.