Los jugadores del Huesca se abrazan en la banda tras marcar el empate a dos que forzaba la prórroga. | LOF


Los jugadores del Huesca se abrazan en la banda tras marcar el empate a dos que forzaba la prórroga.