En el colegio Sancho Ramírez ya se pusieron manos a la obra. | LAURA CEREZA


En el colegio Sancho Ramírez ya se pusieron manos a la obra.