El cielo se convirtió en el lienzo en el que se dibujaron espectaculares fuegos artificiales. | MIGUEL GARCÍA


El cielo se convirtió en el lienzo en el que se dibujaron espectaculares fuegos artificiales.