Los familiares de los obreros fallecidos se abalanzaron sobre el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan. | EFE


Los familiares de los obreros fallecidos se abalanzaron sobre el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan.