Víctor Puyuelo, mermado, viaja pero es dudoso. | S.E.


Víctor Puyuelo, mermado, viaja pero es dudoso.